Vichyssoise, perfecta para las noches de verano

Vichyssoise, perfecta para las noches de verano

25/06/2021 0 Por Dolores

La Vichyssoise es un delicioso plato cuyo origen suele atribuirse a Francia que consiste en una crema de puerro, nata, cebolla, patata y leche. Normalmente suele servirse fría, aunque también está deliciosa caliente. 

Muchos tratan de atribuir el origen de este plato tan popular. Franceses, españoles y estadounidenses reclaman ser los responsables de su creación. Pero, lo cierto es que sus orígenes no están nada claros.

El problema reside en que esta receta no ha aparecido en ningún medio escrito hasta 1930. La primera vez que lo hizo fue en la columna del New York Herald Tribune de Ludus Beebe.

A pesar de ello, la versión más extendida es que fue creada por Louis Diat, un cocinero francés del Ritz de Nueva York que experimentó con una receta de su lugar de origen dando como resultado la actual Vichyssoise.

Otra versión asegura que la creó un cocinero vasco que trabajaba en la corte de Vichy. No obstante, sea como sea, lo que sí que está claro es que es un plato que ha calado hondo en la cocina internacional y que a día de hoy se sirve en los mejores restaurantes del mundo.

Por eso, en Finca Santa Teresa queremos enseñarte a hacerlo. Eso sí, te aconsejamos que pidas todos los ingredientes que puedas en nuestra web ¡no los encontrarás más naturales!

Receta

  • 1 patata grande.
  • 100 g de puerros.
  • 2 nueces de mantequilla.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 vaso de leche.
  •  2 vasos de caldo.
  • 1/2 vaso de nata para cocinar.
  • Sal
  • Pimienta

Respecto a su preparación, te darás cuenta de que es bastante sencilla. Para comenzar, pela los puerros, la patata y la cebolla. Después, trocéalos bien. Derrite la mantequilla en una cazuela y saltea la cebolla hasta que quede transparente. Añade el resto de verdura para que se rehogue durante unos minutos. 

Una vez rehogado añadiremos el caldo, la patata, la leche y salpimentaremos a nuestro gusto. Dejaremos que la mezcla hierva durante 20 minutos a fuego lento con la tapa puesta. Una vez pasado este tiempo retiramos la mezcla en un recipiente y la trituramos junto a la nata. Es muy importante que lo hagas bien y quede una mezcla homogénea. 

Al terminar guárdala en el frigorífico y sírvela bien fresquita. Puedes acompañarla poniendo unos picatostes por encima, huevas de pescado, taquitos de manzana e incluso si le espolvoreas por encima unas hiervas aromáticas. Para gustos los colores, solo tienes que descubrir tú mismo como te gusta más.

Nosotros vemos este plato como el ideal para una cena. Es rico, ligero y sabroso. Si lo tomas como plato único te irás ligero a la cama. Aunque si no es suficiente para ti te aconsejamos que tomes un segundo también ligero, como carne o pescado blanco a la plancha. Recuerda que las digestiones pesadas por la noche son muy perjudiciales y afectan al sueño y que con las temperaturas altas al cuerpo le cuesta mucho más digerir los alimentos. Por eso, tenemos que ayudarle lo más posible para que con alimentos sanos y de calidad podamos sentirnos bien y a gusto a cualquier hora.